"En ningún otro producto la naturaleza ha concentrado un alimento tan valioso y saludable en un espacio tan reducido como lo es una semilla de cacao."

Alexander Von Humboldt (Científico, 1840)

El cacao es una fruta de origen tropical que proviene del árbol del cacao, cuyo nombre científico es Theobroma cacao.

Sus frutos son bayas alargadas, que contienen de 30 a 40 semillas de color marrón-rojizo por fuera cubiertas de una pulpa blanca dulce y comestible.

La historia más antigua comienza con los olmecas, que lo llamaban “cacauatl”. Lo cultivaban y lo consumían mezclado con agua y especias como la pimienta o el clavo, en una bebida conocida como “xocolatl” (“agua amarga”) y era un alimento divino por sus propiedades vigorizantes.

En el siglo XVIII, el naturalista Carolus Linnaeus, basado en las creencias de los mayas y aztecas, denominó al árbol de cacao con el nombre científico de Theobroma cacao, cuyo significado en griego es “alimento de los dioses”.

Este árbol es símbolo de abundancia, gobernabilidad y ascendencia, y sirve como un conducto metafórico por el cual las almas de los humanos y los dioses viajan a través de la tierra, el cielo y el infierno.

El cacao es el verdadero superalimento, tiene un alto valor nutritivo que es rico en antioxidantes. 

Algunos de sus superpoderes:

El cacao reduce el colesterol malo (LDL)

  • Reduce la tensión arterial
  • Retrasa la progresión de la arterioesclerosis
  • Reduce el riesgo de padecer diabetes
  • Reduce las perdidas leves de memoria
  • Estimula las defensas
  • Protege la piel frente a los rayos ultravioletas

Contiene:

Fosforo, Magnesio, Hierro, Potasio, Zinc, Cobre, Manganeso, Selenio, Calcio, Vitamina A, Vitamina B, B1, B2, B6, C, E, TIAMINA, RIBOFLAVINA, TEOBROMINA, FENILETILAMINA, FLAVONOIDES, POLIFENOLES. 

 CELEBRA LA VIDA. COME CACAO.